UNA MIRADA AL DOLOR

ESTAMOS COMPROMETIDOS

Cada año realizábamos un gran evento llamado "UNA MIRADA AL DOLOR" Donde extendíamos la invitación a disertantes con una trayectoria increíble y los testimonios más profundos de conversión, parte de la experiencia era compartir el seminario e interactuar con los asistentes, de lo más importante en el formato era la enseñanza que la perspectiva sobre el dolor de cada disertante dejaba.

Migramos a una nueva forma de hacer nuestro evento, el Covid-19 nos impide realizar eventos de aglomeración como el formato tradicional de Una mirada al dolor, entonces, nos adaptamos y transformamos la experiencia inicial. Una mirada al Dolor Digital es una experiencia de conferencias renovada, a través de las herramientas digitales correspondientes hacemos streams en nuestros principales medios de difusión, Facebook y nuestro canal de Youtube, con dinámicas y espacios de interacción con los disertantes. Es sin lugar a duda muy bonita experiencia que no solo deja una profunda enseñanza sino un profundo alivio.

El evento es parte de una consistente labor de difusión, un compromiso para difundir material espiritual de formación, así ayudamos a comprender y aceptar el dolor. De ahí mismo nace el nombre, la reflexión de cada conferencia reafirma nuestra vocación y motiva nuestra labor. Invitamos a todos quienes asisten o ven las conferencias a dejar todo en las manos de Dios Padre, porqué debemos abandonarnos a su voluntad divina para encontrar la paz que todos buscamos y que todos merecemos.

DSC_6501.jpg
DSC_6566.jpg

DIFUNDIMOS EL

ABANDONO

Dentro de cada evento no solo escuchamos las ponencias y testimonios de los invitados, también se difunde el Rosario de Abandono, junto a una guía estructurada de cómo utilizarlo, es un rosario bellísimo que nos acerca cada vez más a un encuentro con Dios padre, el rosario es entregado sin costo alguno en cada ingreso a nuestros eventos, además durante las conferencias hay un espacio destinado a explicar mejor el uso correcto de este indispensable rosario.

UNA MIRADA AL DOLOR